Neolengua, Nuevo Orden Mundial

El espejo de la realidad

skycover

Es cierto que un idioma no puede ser machista de por sí, las palabras no tienen esa capacidad, sino que es la sociedad quien le da esas connotaciones sexistas a ciertas palabras o expresiones. Para combatir este hecho, ha surgido el llamado “lenguaje inclusivo”, una manera de utilizar el idioma en vista de aumentar la presencia del género femenino, de intentar borrar el contenido peyorativo del femenino de ciertas palabras o de eliminar para siempre terribles expresiones sexistas y absurdas sobre las mujeres.

No solo eso, los movimientos feministas en busca de la igualdad de género han tomado el idioma por bandera y ciertas frases como consignas de sus reivindicaciones. Así han surgido el “NO ES NO”, “NI UNA MÁS, NI UNA MENOS”, o la campaña de Oxfam Intermón de #MeNiegoA.

En traducciones TRIDIOM queremos unirnos a esta lucha y hacer nuestra aportación, desde el mundo que mejor conocemos, el…

Ver la entrada original 1.035 palabras más

Simón el cagón

https://robertoalemandogway.files.wordpress.com/2009/07/don-simon-jim-y-jeff.jpg

La juez del 8-M tuvo que enviar a la Guardia Civil al despacho de Simón para que entregase los informes

Nuevo informe de la Guardia Civil a la juez del 8-M: Simón tenía «conocimiento de la gravedad el 10 de febrero”

Agentes de la Guardia Civil tuvieron que personarse en las instalaciones del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), dirigido por Fernando Simón, tras los continuos incumplimientos de este organismo a la hora de entregar información relevante para la investigación del 8-M. Así figura en un segundo informe elaborado por la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, entregado este lunes ante el Juzgado de Instrucción Nº 51 de Madrid que investiga un posible delito de prevaricación del Gobierno a la hora de permitir manifestaciones pese al coronavirus.

La Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ), integrada en la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, ha presentado este lunes a la juez  Carmen Rodríguez-Medel un detallado informe con multitud de nuevos testimonios que incorporar a la causa del 8-M. Se trata de cerca de 300 páginas de diligencias en las que figuran los resultados de las pruebas testificales que ha ido recabando de diversos funcionarios de la Delegación del Gobierno en Madrid.

Entre las revelaciones que presenta el nuevo informe se encuentra una que apunta directamente a Fernando Simón, director del CCAES y principal asesor del comité técnico para la gestión de la crisis sanitaria puesto en marcha por el Ministerio de Sanidad. Según recoge la investigación encargada por la juez  Rodríguez-Medel, varios agentes tuvieron que personarse en las oficinas de este centro en el Ministerio de Sanidad, donde se encuentra el despacho del doctor Simón, para requerirle la entrega de documentación tras varios incumplimientos, largas y negativas para entregarlo en los plazos requeridos.

Desde el 16 de abril

Según reflejan los investigadores en su informe, la primera petición dirigida directamente a Simón se produjo el 16 de abril de 2020. Ese día «se da entrada en el Registro General del Ministerio de Sanidad oficio dimanante de la UOPJ de Madrid dirigido al Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, D.Fernando Simón Soria, en el marco de las Diligencias Previas 607/2020 en virtud de la cual se le solicitaban distintos datos de interés para la investigación».

La UOPJ de la Guardia Civil se queda a la espera de estos documentos requeridos para la investigación. Como constatarían ante la juez que instruye el caso, el día 5 de mayo (20 días después de pedir los informes) un funcionario del Ministerio de Sanidad «próximo al D. Fernando Simón Soria aseguraba tener la documentación solicitada preparada, y que en fechas próximas al 11 o 12 de mayo de 2020 la entregaría a esta unidad».

«Al llegar la fecha indicada, se pospone de nuevo la entrega a pesar de asegurar desde el Ministerio tener toda la documentación indicada a falta de supervisión del Director del CCAES«. Segunda vez que desde el departamento de Simón no se satisface la petición de la Guardia Civil.

Desde el entorno de Simón advierten a la Guardia Civil del «compromiso desde el CCAES para efectuar llamada telefónica a los agentes el día 20 de mayo de 2020, con el fin de entregar la documentación». «Extremo que nuevamente, no se produjo», insisten los investigadores.

Llega entonces la comparecencia de los agentes ante la juez instructora del caso para informar a la magistrada de los avances en la investigación. Los agentes le transmiten a la juez que les ha sido imposible recabar la información relevante del CCAES de Fernando Simón.»Una vez finalizada la comparecencia en sede judicial, se insta a los agentes mediante Providencia y Oficio a que se personen en las instalaciones del CCAES con el objeto de que estos hagan entrega de la documentación. Que personados, se recibe escrito firmado por el Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, D.Fernando Simón Soria, haciendo entrega de la documentación, la cual se depositó por esta Unidad en sede Judicial en la misma fecha».

https://video-images.vice.com/_uncategorized/1502368920148-P1010021.jpeg

La juez del 8-M tuvo que enviar a la Guardia Civil al despacho de Simón para que entregase los informes
Extracto de la investigación de la Guardia Civil en el que menciona las negativas de Simón a entregar información sobre el 8-M.

Simón lo sabía desde febrero

OKDIARIO ha tenido acceso a este nuevo informe, elaborado por encargo de la juez, en el que entre otras cosas se pone de manifiesto el hecho de que Fernando Simón conocía desde el 10 de febrero, en profundidad y al detalle, muchas de las características del nuevo coronavirus. Cuestiones como su alta capacidad de contagio, la existencia de asintomáticos que pueden resultar claves a la hora de difundir silenciosamente el virus o la alta letalidad que mostraba el nuevo patógeno que desde hacía un mes la ciudad china de Wuhan y que ya empezaba a amenazar gravemente a Italia.

149 páginas de informe

Este nuevo informe de la Guardia Civil, el segundo que aporta a la causa por encargo de la magistrada instructora, ha sido elaborado a lo largo de la pasada semana y de este último fin de semana. Según consta en sus 149 páginas más las 117 de anexo, documentos a los que ha podido acceder OKDIARIO, los investigadores han llevado a cabo una nueva ronda de entrevistas con funcionarios de la Delegación del Gobierno de Madrid.

El delegado del Gobierno, José Manuel Franco, deberá comparecer el próximo viernes como investigador por un delito de prevaricación administrativa. Hasta el momento es la única figura del Gobierno de Pedro Sánchez que deberá dar explicaciones sobre el papel que jugó el Ejecutivo a la hora de permitir unas marchas del 8-M bajo una grave amenaza para la salud pública como demostró ser el coronavirus, que ha dejado ya cerca de 40.000 muertos en España.

https://images.vivino.com/thumbs/01d3kl0mcae06_375x500.jpg

Mi Pandemia diaria

Serena Rodri

Dice que es un pobre insolidario

que lo del virus le importa un carajo

Que solo sabe del Dios de su miseria

Que como se ha podido caer tan bajo

Al infierno del Sistema en esta Tierra

https://informacionporlaverdad.files.wordpress.com/2012/04/hambre-en-el-mundo1.jpg

¿Temeis morir e ir al infierno?

El ya está en él muriendo a diario..

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que en 2012 el hambre crónica afecta a 1040 millones de personas en el mundo, habiéndose agravado en los últimos años por el alza en el precio de los alimentos y la crisis económica

Mas de 400.000 muertes por día

Con la colaborción de SuperduquePandemia de Hipócritas

No olvides a tu prójimo, son tus hermanos

Ver la entrada original

Leti y las 7

Serena Rodri

monjas letizia

NO PAGAN  NI  QUEMAO

Dad al Cesar lo que es del Cesar…

EL PUEBLO NO ES FELIZ,  ES LATIF

 
Rayito, un mendigo vestido de payaso, sentado en la Gran Vía madrileña.

En España hay actualmente 2.365.000 niños en riesgo de pobreza y 630.000 de pobreza severa

   La recuperación económica ha favorecido cuatro veces más a los ricos que a los pobres en España.

El 1% de la población española más pudiente acapara la cuarta parte de la riqueza nacional, según Oxfam Intermon, que sitúa a España como el tercer país más desigual de toda la Unión Europea y donde más ha crecido la desigualdad desde 2007 en todo el continente.

Son datos del informe Premiar el trabajo, no la riqueza, del que se desprende que el 10% de los más ricos aglutina más riqueza que el 90% restante; en concreto, un 53,8%. Los millonarios han logrado…

Ver la entrada original 551 palabras más

Barco fantasma

Encadenado a todo un mar negro,
Montando la marea roja, esta barnizada.
Nave muerta, calavera y cruzada,
Listas de madera de moler
En una chaqueta de gusanos,
disminuyendo el fantasma.

Todos los piratas desaparecidos:
Vuelve, sin embargo, pronto,
Pronto, sea por estela, funeral,
El parto a un útero:
Cualquier toque un santuario,
usurpando el tiempo.

Entre tick y tachuela del reloj;
Hasta que se vayan, cada freebooter mentirá.
Deadlocked en las sombras de azul con frío,
Sin ver salir el sol, y se encuentran,
En su lugar, por las puntas de las olas
brillando como enchufes.


Apariciones que se desvanecen,
fantasmas que disminuyen en las piernas de huesos,
Montones de huesos, vacilantes, con bordes de gasa;
Arrastrando el timón en la cúspide oscura y crujiente del mar,
Esqueletos delgados a la nada, el lote arrastrado;
El barco arrullaba cada cabrestante y se quedaba.

Con chanclas y a lo loco

       Dando un paseo por el centro de Madrid, a mediados de agosto, las palabras de un amigo me dejan pensativo: «Vestido así vas llamando la atención». Lo dice en plan bien, con la mejor voluntad. Dispuesto a que el comentario me sea útil. Y como es un buen tipo, lo aprecio y me aprecia, echo un vistazo a mi reflejo en un escaparate para comprobar el asunto: zapatos marrones, calcetines azul marino, pantalón chino beige, camisa azul claro, chaqueta ligera azul marino –luego iré a cenar y es lógico llevarla de tonos oscuros– y sombrero de ala mediana, ni ancha ni corta, de los que suelo usar desde hace ocho o diez años, panamá en verano y fieltro en invierno. Y tras dirigir esa rápida ojeada sin observar nada improcedente, miro alrededor, más bien confuso. «¿La atención de quién?», pregunto. Y mi amigo, como si tampoco lo tuviera claro, se encoge de hombros y hace un ademán abarcando el entorno. El paisaje y la fauna. Y entonces comprendo a qué se refiere.

Hasta donde abarca mi vista, el panorama es fascinante. A quinientos kilómetros de la playa más próxima, cinco o seis de cada diez varones visten con chanclas y la amplia variedad de calzoncillos que la moda hace posible: estampado, fosforito, deportivo, con raja lateral, con bragueta, sin bragueta. Como si vinieran directamente de la piscina o de correr en el Retiro. Otros, más formales, llevan pantalones cortos que airean sus pantorrillas, incluida una interesante variedad estrecha y apretada, marcando viril paquete, que se ajusta hasta encima de la rodilla y tiene que hacer sudar horrores. Algunos pantalones cortos también son lucidos con desparpajo por vejetes de edad provecta: estampas tan patéticas que piensas hay que ver, colega, toda una vida honrada y digna de funcionario de Correos, por ejemplo, para acabar como un tiñalpa, enseñando esas piernecillas descarnadas y pálidas; y todo porque los hijos o los nietos te dicen ponte un pantalón corto, abuelo, que así estarás más moderno y más fresco. No seas rancio.

carteles adefesio desmotivaciones

Prosigo mi exploración visual y se amontonan las bellas estampas urbanas: esas camisetas sobaqueras poniendo una axila en tu vida, o dos; esas gorras multicolores con la visera para delante o la visera para atrás; esas camisetas del Barça embutiendo tripas cerveceras; esos tíos marranos con el torso desnudo rascándose los huevos y restregándote el sudoroso tocino mientras esperan a tu lado en el semáforo; esas tías comprimidas en licra, o como carajo se llame, que imagina cómo irá, con este calor, lo que no salta a la vista; esas otras pavas en sujetador y con el pantalón vaquero de moda, recortado por las ingles, cuyos pliegues se clavan directamente entre las rodajas, en plena pepitilla; esos bonitos tatuajes de Anhelo la paz del mundo en lengua armenia o en swahili; esos dos pavos que pasan musculosos y desinhibidos, en bañador y con el torno desnudo, enchufado uno al otro y a toda hostia sobre el mismo patinete. Ese desfile, en suma, de horror callejero que en estas fechas incluye las estaciones de tren y los aeropuertos, con todo cristo viajando medio en pelotas con maletas enormes que te preguntas qué traerán dentro, si luego sus portadores van a vestirse con la misma camiseta, chanclas y calzoncillos que llevan puestos.

Así que, en fin, comprendo el toque de mi amigo. Quién soy yo para llamar la atención. Para ir por ahí provocando. Así que tras reflexionar un poco, he decidido enmendarme. Para mimetizarme más con el entorno, no sea que ofenda, y también para ir más cómodo, porque la comodidad es un derecho humano, la próxima vez que vaya con Javier Marías a cenar a Lucio –que últimamente también deja entrar de todo– pondré al día mi indumento: por supuesto, unas chanclas; y también un bañador de patas hasta la rodilla, estampado, encima del cual ceñiré con donaire, a lo Superlópez, unos calzoncillos Abanderado por no perder el toque clásico. El torso me lo cubriré parcialmente con una camiseta de largos tirantes y axilas holgadas, a ser posible con los colores del Betis. En vez del panamá llevaré un sombrero mexicano de paja roja, que llama menos la atención. Y en previsión de que accidentalmente asome algo por los calzoncillos –con estas modas informales nunca se sabe–, me tatuaré la frase Recuerdo de mi viaje a Constantinopla en el prepucio. Y así, equipado al fin como Dios manda, estoy seguro de que cuando cruce silenciosamente y a toda leche por la Plaza Mayor encima de un patinete, con la camiseta sobaquera ondeando al viento y Javier agarrado detrás, no llamaré la atención en absoluto.

¿Políticas teológicas?

Más Religión, más ayudas a los colegios concertados y privados, pero menos atención a derechos y libertades consolidadas.

   Según José María Castillo, en Andalucía, nada más ponerse a mandar  la derecha, la clase de Religión ha cobrado nuevo protagonismo. Y, al preguntarse por cómo se enseña o transmite de verdad la fe religiosa, observa que de poco “han servido las clases de Religión en esta España tan corrupta y tan cainita: ¿Nos han hecho más honestos y más buenas personas?”. Viene a coincidir con Juan José Tamayo, quien  analiza cómo un conjunto de actitudes, de patriarcado machista, aunque no sean cristianas, están en muchos comportamientos eclesiásticos.

El pecado

Contrasta, en un país paralizado, la vitalidad de estos gestos, más antiguos de lo que nos han enseñado.  En la Italia de los años cuarenta, por ejemplo, el temor a resolver los problemas como veía la izquierda coaligó en su contra a fuerzas sociales insospechadas: aquella Democracia Cristiana, de la que tanto sabía Aldo Moro, resultó, altamente beneficiada y  con ella sus socios. Únanse las decisiones que se están tomando –no solo en Andalucía- con la presión sobre Ciudadanos para que ceda en la investidura de Sánchez, y se verá mejor la senda. Hay quienes prefieren la trinitaria alianza de la derecha –pese al programa que ya están desarrollando también en Córdoba o Madrid-, a que el PSOE tenga más fuerza apoyado en Unidas Podemos y algunos nacionalismos; cuanto huela a socialismo consistente sigue siendo pecado.

Que ahora hayan incrementado las clases de Religión, pone de relieve, por otra parte, la tradicional cercanía de la política conservadora con el lenguaje propositivo de la jerarquía católica en el tejido de las interpretaciones sobre la vida pública. La ocasión permite observar, además, cómo la izquierda con expectativas de poder está atenta a las dimensiones prácticas de ese lenguaje simbólico. Tampoco esto es nuevo. Si ya en el Congreso Pedagógico de 1892 se propuso –sin éxito- que la enseñanza religiosa debía tener carácter “fraternal y tolerante”, ahí sigue este foco de divergencias que tanto incide en el sistema educativo actual.

Política teológica

En esta tesitura, decir que Dios no es político o no tiene partido, es paradójico ventajismo. Alfredo Fierro, buen conocedor de los sueños religiosos de los humanos, recuerda en A un Dios que pueda oír –antología poética muy recomendable-, que “Dios y dioses –o bien ángeles- no han de dejarse en manos de teólogos, de clérigos”. No es cuestión inocente ni exclusiva de creyentes y, para empezar, la lectura de los textos bíblicos en la conversación pública de una España “aconfesional” no puede obviar el contexto en que han sido escritos ni, si viniere al caso, los usos a que hayan sido sometidos en apoyo de alguna doctrina oficial. Por ello, la buena pregunta –en el caso del monoteísmo católico- es si la Iglesia es o no partidista porque haya instrumentado o instrumente a Dios pro domo sua.

La evolución de los dogmas, de la moral católica y de las normas canónicas, aunque solo sea en  el transcurso de los siglos XIX y XX, da una imagen bien distinta a la de la asepsia ante los momentos políticos coetáneos. La Santa Alianza de 1814, León XII y Fernando VII, Pio IX y el antimodernismo, Pío XII y Alemania, el Concordato de 1851 e Isabel II…, los posicionamientos papales en las zonas fronterizas con ortodoxos y protestantes o, más cerca, el del episcopado español desde la II República hasta los años sesenta, bastan para confirmar que, como administradora del nombre de Dios, la jerarquía católica ha tendido  a maridarse ideológicamente siempre del mismo lado, conservador cuando no “carca”. Los comunicados “pastorales” que hizo todavía en1975, cuando la muerte de Franco, hablan de una creencia católica más franquista que Franco, a la que había propagado desde los libros de texto e, incluso, de los manuales de campamento del Frente de Juventudes, como muestran las investigaciones de Emilio Castillejo.

Esa tendencia sigue tan viva en la Iglesia española actual que muchos seminarios están en manos muy conservadoras. Temerosa de una sociedad crecientemente secular, se aferra a donde siempre. Si sus lobbys y organizaciones más influyenteslograron que la LOMCE acogiera casi todas las demandas episcopales en materia educativa, lo que acaba de suceder en Andalucía es un adelanto de que su fe particular les lleva a donde “Dios quiere”. El no será partidista -según pregonan a conveniencia-, pero estos intérpretes suyos son partidarios oficiales de aumentar la Religión escolar y, también,  de que, en los parlamentos y asambleas, se reclamen  –opportune et importune– otras medidas colaterales a que son adictos.

Catequesis política

Diversos equipos municipales y autonómicos nuevos enseguida ha expresado estas inclinaciones. Volverían a  La Política de Dios y Gobierno de Cristo y Tiranía de Satanás, que escribió Quevedo entre 1616 y 1655, si no fuera muy atrabiliario. No es tiempo para la Política teológica del Antiguo Régimen y sus“guerras de Religión”, como la de los  40 años. Pero son partidarios de seguir glorificando a mártires de la última “cruzada” y, no hace mucho, uno de sus líderes  proclamaba: “este es un país de misión”.

El nuevo alcalde madrileño, Martínez Almeida, con el consejo de Begoña Villacís, imita a sus correligionarios andaluces y ya deshace lo que hizo Manuela Carmena. Ha debido ser una diablesa con cuernos, porque ya luchan contra su proyecto anticontaminante de Madrid Central, la participación de las asociaciones vecinales, la revisión del callejero, la atención a la violencia de género, la igualdad de los colectivos LGTBI y la vigilancia de los Derechos Humanos, la difusión de una cultura inclusiva y similares.  Los buscadores de motivos turísticos, podrán hacerse selfis en vivo, con fondo limpio de todo posible rojerío.

Esta militancia moral no ha hecho más que empezar. Después de desmantelar, lucirán más los colores de la tríada conservadora, entre ellos el “garantizar la libertad educativa y derecho de los padres a elegir el modelo que deseen para sus hijos”.  También, tradiciones de cuando la Caridad no era algo fraternal y democrático, sino freno para no exigir derechos e instituciones sociales, como mostró -entre otros reformadores-, Concepción Arenal en 1861, en una de sus memorias a la Real Academia de ciencias Morales y Políticas.

Qué futuro

Con esos mimbres se desarrolla la pugna de futuro. A las preguntas iniciales de Castillo cabe añadir, en un supuesto Juicio Final que tuviera lugar ahora mismo, ¿cuánto de lo que el Evangelio plantea, a propósito de “lo que hicisteis por mis hermanos” (Mt, 25, 31-46), podrían poner estos neocatequistas en la buena balanza? ¿Es esta triada conservadora actual –con sus aliados eclesiásticos- un referente de lucha para que la inclusión, la igualdad o la libertad sean centrales en la convivencia social?

Cuenta Gianni Vattimo que Heidegger, en su última entrevista a Der Spiegel, comentó: “Solo Dios nos puede salvar”. Veía la situación muy mal, pero lo que vino –en las hebillas de los soldados nazis se podía leer: Gott mit uns–  fue apocalíptico, como todavía puede verse en la ciudad de Dresde. Si  al “Dios de los pobres” –que tan potente aparece en la Biblia- no le van las propuestas de la catequesis  derechista española sobre el tercer Mundo, la Tierra, y  los pobres, claro, ¿le gustarán esas clases de Religión?

LA ENSEÑANZA EN LA SEGUNDA REPÚBLICA

No saben dónde están

Wolfgang Streeck: “Los españoles nunca han dado problemas en la UE porque sus políticos no saben dónde están metidos”

Pablo Elorduy EL SALTO / Ufano, campechano, la personalidad de Wolfgang Streeck (Lengerich, Alemania, 1946) no se corresponde con la del mordaz azote del capitalismo y de la izquierda altermundista que se denota de sus colaboraciones en prensa. Proveniente de las filas del neokeynesianismo, su posición acerca de las fronteras es polémica y, como la de otros referentes como Vicenç Navarro, parten de un diagnóstico que rechaza o minusvalora la potencia política de las clases trabajadoras de los países del sur en migración hacia Europa. A pesar de esas discrepancias con la izquierda marxista, los análisis de Streeck apuntan al corazón de las contradicciones de la Unión Europea. La preponderancia de Alemania —más débil de lo que aparenta—, la fragilidad del sistema monetario, el colapso del sistema de partidos o la amenaza perpetua de la deuda, se acumulan encima de una crisis que brotó en 2008 y que se ha superado con medidas “para los siguientes seis meses”. 

En el libro dices que estamos en un punto de indeterminación, de interregno, en la historia del capitalismo. ¿Qué es lo que define este punto?
La ausencia de previsibilidad. Hemos visto hechos que nadie hubiera pensado que fueran posibles en los últimos tres o cuatros años. El colapso del sistema de partidos en Francia, en Italia… Donald Trump siendo elegido. Comparo estos hechos a los fenómenos climáticos extremos respecto al calentamiento global. ¿Cuál es la explicación? Creo que en el interior del capitalismo, antes de 2008, había un consenso básico de que lo que se llama neoliberalismo podía revitalizar el capitalismo. Abriendo las fronteras, mediante el ilimitado libre comercio, etcétera. En 2008, ese consenso finalmente falló. Y todo el mundo fue consciente de que las promesas del neoliberalismo no iban a traer lo que habían prometido. Al contrario, lo que se vio fue la deuda crecer, el aumento de la desigualdad, el crecimiento estancado.

A estas alturas de la historia, no ha quedado una izquierda a la que regresar, porque la izquierda ha quedado contaminada por su cooperación con el capitalismo

Visto eso, el sistema de partidos —de centro-izquierda y centro-derecha— que había copado todas las esperanzas durante las políticas económicas del neoliberalismo, se rompe. Porque ahora se puede ver, emergiendo desde el fondo de las sociedades, una oposición a la apertura de fronteras, contra la privatización. Todos estos problemas han sido percibidos por la sociedad como algo que ha quedado demostrado. A estas alturas de la historia, no ha quedado una izquierda a la que regresar, porque la izquierda ha quedado contaminada por su cooperación con el capitalismo.

Así que, ¿qué hacen las sociedades? Vuelven a los partidos nacionalistas porque quieren una restauración de las funciones proteccionistas de los Estados-nación. Ahora hay una situación de extrema inestabilidad, en una situación no conocida hasta ahora. Es un periodo de incertidumbre, en el que no podemos hacer predicciones. Esto no se ciñe solo al sistema político, se produce también en el mercado de trabajo. Hace 20 años tenías capacidad de saber que, si tenías un puesto de trabajo determinado, podrías conservarlo el resto de tu vida. Ahora se está diciendo en todo el mundo: “no, no, ya no funciona así”. Ya no hay vidas estables. Piensa en Japón, por ejemplo. Nadie se casa ya en Japón. Porque esa idea de estabilidad para toda la vida ha desaparecido.

Tenemos que aprender —desde la sociología— que la gente no responde necesariamente sobre las condiciones del presente, si no que actúan en cuanto a sus expectativas. En este momento, básicamente, sigue funcionando el sistema de salud, el sistema de pensiones, pero la gente está pensando en el futuro y la confianza de que el futuro se puede prever ha desaparecido repentinamente. Si esto se combina con el hecho de que la gente parece creer —cree firmemente— que, para mantener lo que son, tienen que trabajar cada vez más duro, esa competición —cada vez más intensa— en el trabajo, funciona como una promesa de que tú y tu prole lo tendrá mucho mejor a diez años vista. Sólo desde la promesa de que si trabajas duro y tienes suerte, te mantendrás exactamente donde estás en este momento. Si no, te hundirás.

Sí parece que Trump y la corriente política de la derecha que representa, tiene un plan trazado. En los últimos dos años hemos visto el aumento de la tensión con China —también a través de Corea del Norte y Venezuela—. ¿Puede ese plan funcionar para revitalizar la hegemonía de Estados Unidos?
No lo sé, no soy un profeta y cuando digo que estamos en un momento de extrema incertidumbre lo digo en serio. Me contradiría si te digo que en los próximos 20 años esto será así. Pero creo que lo que puede decirse es que las instituciones que hemos heredado ya no aportan las certezas de que tenemos algún tipo de control sobre nuestros aliados. El denominador común es esa pérdida de control. No fue un accidente que, en el referéndum del Brexit, el eslogan fuera “recuperemos el control”.

La Unión monetaria es un dispositivo para que Alemania obtenga riqueza y otros países no. Eso es lo que heredó Merkel, ella no ha aportado ninguna idea nueva

Has hablado de la derecha y de la Alt-Right. Este es un mundo en el que los emprendedores políticos —si quieres llamarlos así— como Steve Bannon dan vueltas, tratando de ver cuáles son los lemas que impactan mejor en las experiencias vitales de la gente. La experiencia es de impredecibilidad, de pérdida de control, “todo tipo de fuerzas están obstaculizándome y el Gobierno no me ayuda”. Así, un tipo como Bannon, se pregunta, “qué es lo que tenemos que decir para absorber ese sentimiento”. Y la izquierda le da campo abierto, porque lo que hace la izquierda, la mayoría del centro izquierda es decir “las cosas no van tan mal, vamos a tener más internacionalismo” —y no menos—, “Confíemos en la Unión Europea, Europa es la respuesta”, etcétera. Pero la gente no se lo cree, cada vez menos gente se lo cree, y presta oídos a gente como Bannon.

Las personas normales no son politólogas, quieren oír algo que tenga resonancias en su experiencia del día a día. Y si alguien viene y dice: “La gente ha sido dejada de lado, tu vida se ha ido a la mierda, ellos te hacen la vida más y más difícil…” entonces hay personas que dicen “sí, tiene que haber algo así, porque eso es lo que yo vivo”. Ellos, entonces, dicen que la razón es la retirada de las fronteras, que las fronteras protegen a esa gente. Y la izquierda ha tenido una respuesta dificultosa porque sí creo que las fronteras juegan un papel importante en el sentimiento de seguridad de la gente. La izquierda ha hablado de un mundo sin fronteras, cosmopolita, pero el tipo que vive en el sur de Francia, no sabe qué significa el cosmopolitismo, no sabe a lo que se refieren. Piensa que es una cosa de una serie de idiotas que viven en París. Esa idea de cómo la gente vive y piensa ha sido perdida por parte de la izquierda, porque se ha extendido en el imperio del cosmopolitismo: derechos humanos por todas partes pero el empleo, desafortunadamente, “ya vendrá después”.

Merkel va a estar fuera de la cancillería este año. ¿Qué balance hace de su mandato?
No atribuyas demasiado pensamiento a los políticos. Ella heredó una una estructura. Cuando Merkel llegó al poder, la Unión monetaria ya estaba allí. La Unión monetaria es un dispositivo para que Alemania obtenga riqueza y otros países no. Eso es lo que heredó, ella no ha aportado ninguna idea nueva. Así que, durante su periodo en la oficina, ha hecho todo lo que ha podido para mantener esa estructura funcionando. Eso no es tan difícil si estás en el centro de un país rico, y no es tan complicado porque la manera en que funciona esa unión es muy difícil de cambiar. Tienes 18 Estados alrededor del Banco Central, tienes un Parlamento sin poder político, básicamente todas las cosas que tienes que hacer, o lo que debes hacer, para cambiar eso, es cambiar los tratados. Cambiar el Tratado significa que necesitas que 28 países de acuerdo para ese cambio, y además necesitas referéndums en cuatro o cinco de esos países. Es imposible. Así que ella se sentó en una estructura blindada, en la que lo único que debía hacer era comprar tiempo para los siguientes seis o siete meses. Y eso es lo que hizo.

¿Se convertirá la UE en un bloque criminal?

Y en eso tuvo éxito. 
Sí, ella es muy buena en eso. Todo lo que tiene es instinto para saber lo que tiene que hacer en los siguientes seis meses. Tiene un círculo de asesores, gente que ni siquiera pertenece a la CDU. Especialistas en los media. Ella es la primera política que se ha hecho extremadamente dependiente del social media. A lo que realmente responde es a su imagen: fotografías, imágenes. Sabemos muy poco acerca de lo que hace nuestra canciller, porque nuestro sistema político coloca un escudo contra el escrutinio público. Nunca ha acudido al Bundestag a responder preguntas, como hace la primer ministra británica, que todas las semanas confronta con la oposición.

Ella solo trabaja con lenguaje guionizado, y lo hace bajo un guión que hace casi ininteligible lo que dice incluso para los alemanes. Pero eso es intencionado. Merkel dice cosas y posteriormente uno piensa “qué demonios acaba de decir”. Nunca ha dado un gran discurso, por ejemplo. Nunca. Lo que hace es que tiene “amigos” en los medios, en la televisión, que le hacen entrevistas para adorarla.

Un periodista de investigación escribió sobre su política sobre refugiados, en el verano de 2015. Merkel solo dijo a su oficina de prensa y a su equipo que nunca quería aparecer en una foto con nada detrás suyo que recordase a los refugiados. Después de que machacase a los griegos, aparecieron todas esas imágenes de ella con esvásticas y entonces cambió inmediatamente de idea. De repente, a partir de la cumbre de Budapest, le dijo a todo el mundo que los sirios eran bienvenidos en Alemania. Eso abrió las puertas a los refugiados sirios que venían con fotos de Merkel, ella vio esas fotos en el periódico y dijo a su ministro de Interior, “si los detenemos ahora, no vamos a sobrevivir a esas fotos”. Entonces, sin consultar a nadie en la UE —nadie fue informado— abrió la frontera alemana y vino un millón de personas en los siguientes seis meses. Ella impuso a todos los países la misma política y lo hizo sin consulta alguna. Solo lo habló con Hollande, a quien le dijo que, si se mantenía callado, Francia podría mantener las fronteras cerradas a los refugiados.

Libros de segunda mano: La Europa Criminal Enrico Altavilla Ed Plaza y Janés 1978 - Foto 1 - 15076783

Aunque Merkel es la imagen de las políticas de la austeridad, Alemania está en una situación económica compleja. Al borde de la recesión.
Déjame decirte algo sobre la austeridad. La austeridad es algo que está escrito en los Tratados de la UE. Merkel solo ejecuta los tratados. No es algo que se haya inventado. Tienes la Unión monetaria y, al mismo tiempo, tienes Estados soberanos que comparten la misma economía, y no puedes permitir que los Estados hagan lo que quieran en política fiscal. Es una combinación imposible. Porque eso no permite ser competitivo en el sistema monetario común. Así escribieron los tratados, y todo el mundo los firmó, los italianos, los españoles, etc. Solo el 3% del déficit cada año y el 60% de su deuda general. ¡Y lo firmaron!

Sí pero, incluso pese a “trucos” como la flexibilización cuantitativa, Alemania, está en medio de la tormenta. Merkel se va a ir y la situación sigue pareciendo insostenible.
Es una política. Ella tiene el sistema determinado por los tratados, que es beneficioso para Alemania, en el sentido de que si todo explota, la deuda, etcétera, la gente tiene que pagarle a Alemania. Otra cosa es cuando eso llegue a los bancos alemanes.

El público español no comprende que dejar de ser un país fascista es una gran cosa pero que el entorno en el que entraron es un entorno en el que los Estados juegan duro. Bruselas no es el Festival del Amor

El tipo del Deutsche Bank la llamó y le dijo “tienes que hacer algo, si no nos vamos al hoyo” y entonces ella hizo algo por el Deutsche Bank. Draghi llamó y dijo “qué debo hacer” y ella dijo —no estaba allí pero se sabe que lo dijo— “inventa algo, algo que nadie entienda. Y haz algo por mí, porque queremos que sobreviva la unión monetaria”. Y Draghi dijo: “pues el QE: nosotros compramos deuda tóxica de los bancos italianos y se la endosamos de vuelta al Estado italiano, o algo parecido”.

Pero estas son medidas que toman para los siguientes seis meses y durante ese tiempo, por ejemplo, España ha disparado su deuda pública. Los españoles nunca han dado ningún problema en la Unión Europea porque —según mi punto de vista— los políticos españoles no comprenden dónde están metidos. Los italianos lo comprendieron en un momento dado, se dieron cuenta del gran hedor, Renzi es parte de ese hedor, y entonces Merkel dijo “hay que hacer algo que ayude a este muchacho Renzi”. Si vuestro hombre, Pedro Sánchez, no dijese que todo en Europa es maravilloso, si no que dijera “Europa nos pone en una posición difícil por el objetivo de déficit, obligándonos al aumento de la deuda pública, etcétera, etcétera…” Sánchez se convertiría en un problema.

Pero los españoles fueron muy bien entrenados desde “su infancia” acerca de la Unión Europea. Siguen tratando de ser la criatura favorita de Juncker. Y creo que ustedes sufren por este motivo, ya que, como vengo repitiendo, el imperio —Alemania— no es lo suficientemente fuerte para ayudarles. No hay suficiente dinero alrededor.

Entiendo que es por la posición del PSOE como único partido de la socialdemocracia que ha sobrevivido a la crisis en Europa.
Los españoles, en mi opinión, después de 1976 —cuando Franco desapareció definitivamente— cayeron enamorados de Europa. Y ese amor todavía perdura. El público español no comprende que dejar de ser un país fascista es una gran cosa pero que el entorno en el que entraron es un entorno en el que los Estados juegan duro. Bruselas no es el Festival del Amor.

¿Hay algún tipo de solución dentro de la moneda común, el euro? o la izquierda europea debe plantearse la reconstrucción fuera del euro?
Creo que la unión monetaria europea, si me pides mi valoración honesta, es un niño nacido bajo el espíritu del neoliberalismo de los años 90. Para eso fue diseñado. Para abrir los mercados liberales, para las privatizaciones, para la competición entre Estados para bajar la regulación. La corte europea de Justicia dictó, básicamente, una constitución económica. Los tratados han cambiado todo en esa misma dirección, etc. Si pones todos esos elementos juntos, tienes una prisión. No puedes organizar a tus sociedades en torno a bases neoliberales, eso lo sabemos ahora.

¿Qué puede hacer la izquierda en este momento? Tenemos que salir de la prisión. Liberarnos. Esto no es fácil, porque las prisiones tiene muros robustos. ¿Cómo consigues salir fuera? Creo que tiene que haber una alternativa entre el dinero europeo y el dinero de un país. Un espacio intermedio que se debe introducir en el sistema monetario, en las divisas. Los italianos han pensado muy seriamente en eso: en volver a acuñar la lira en conexión con el euro. Eso puede tener sentido, y de hecho recrearía algo que existió después de 1944, a partir del sistema de Bretton Woods. Estados Unidos quería una moneda supranacional atada al dólar, Keynes quería una moneda artificial, sintética, y entonces todas las monedas nacionales, ligadas a esa supermoneda en una relación flexible. Algo así, desde mi punto de vista, podría ser posible en el sistema europeo.

Hay que ver si los italianos tienen la fuerza suficiente para ir a Bruselas, o a Berlín, o a París y les dan dos opciones: “o toleras que introduzcamos de una segunda moneda nacional o nos vamos al fondo del hoyo y nos llevamos al euro con nosotros”. Es el equivalente a un suicida con un cinturón con explosivos, “si no me ayudas, psshhh…”. Entonces, alguien como Schauble te dirá “tú morirás”, y sí, pero tú morirás también.

Las clases altas y las clases medias-altas han prosperado mucho con el euro, se benefician del crecimiento de la desigualdad. Y también de la posibilidad de mover su dinero desde Italia a Suiza, o Alemania, o a Inglaterra. De coger un puñado de cash e ir a Berlín para comprar un piso. Para las clases altas del capitalismo, el euro es precioso. Y, muy a menudo, nuestros políticos pertenecen a esa clase, o tienen intereses similares, porque viven una vida cómoda. Así que el euro divide a las sociedades nacionales.

¿Cuánto tiempo tenemos para evitar ese choque del que hablábamos al comienzo de la entrevista?
Es una pregunta acertada en el sentido en que puedes hacer la misma pregunta en referencia al cambio climático. La respuesta es siempre: no puedo decirte cuánto tiempo hay, pero lo que te puedo decir es “empieza hoy, empieza hoy”. Debes empezar a hacer cosas hoy. Puede que ya sea demasiado tarde pero puede que no. Comenzar puede significar poner en marcha nuevas formas de producción.

El socialismo hoy es, de alguna manera, muy similar al anarcosindicalismo: comenzar desde abajo. En forma de cooperativas, organizaciones locales. Comenzar a desarrollar formas alternativas de propiedad, etc. La lección fundamental es que, si la gente no se ayuda a sí misma, nadie le va a ayudar. Y ayudarse a uno mismo significa hacerlo como una colectividad, como una comunidad. El capitalismo ha conseguido un efecto devastador, que es hacer que la gente espere algo o alguien que venga y haga algo por ella, que se invente una nueva forma de crédito, en lugar de empezar a desarrollar sus propias cooperativas de crédito, por ejemplo, para prestarse entre ellos.

Rechazamos comportamiento criminal de la UE

European Law Blog

Modificación del Tiempo

  Segun un artículo firmado por Xiao-song Ma, del Instituto de Óptica Cuántica de la Universidad de Viena publicado em Nature Physics, un grupo de físicos ha logrado algo que pertenecía al mundo de la ciencia ficción: modificar desde el presente un hecho que ya había sucedido con anterioridad.

   El concepto clave que permite este increible comportamiento es conocido por los físicos como el entrelazamiento cuántico,  que consiste en una “unión íntima” entre dos partículas subatómicas sin importar a qué distancia se encuentren la una de la otra. Si dos partículas están “entrelazadas”, cualquier modificación que llevemos a cabo sobre una se reflejará de inmediato en la otra, aunque ésta se encuentre en el otro extremo de la galaxia.
Aquí se han entrelazado dos parículas de luz (fotones) y ahora, y por primera vez, los investigadores lo han hecho cuando que alguna de ellas podría haber dejado ya de existir.
Los investigadores han conseguido demostrar que acciones llevadas a cabo en el futuro pueden ejercer influencia en eventos pasados, al menos, hasta ahora, sólo en el campo de la Física Cuántica.